Alforjas

CATEGORÍAS

¿CUÁLES SON LOS ACCESORIOS IMPRESCINDIBLES?

Lo primero que necesitas para tu bici urbana es, sin lugar a dudas, la alforja. Hay quien lo llama cestillo o portaequipajes, pero en Bicio Urbano lo denominamos alforja para bici. Repítelo en voz alta: al-for-ja.

¡Necesitas una alforja! No es una decisión a tomar a la ligera, porque las alforjas para bicicletas deben ser de la máxima calidad, puesto que debe proteger tu equipaje de roces y choques. Es como comprarse una maleta de viaje, irá contigo allá donde vayas.

Las alforjas de bici pueden ser laterales e independientes, o con forma de “U” invertida, que se trata e dos alforjas unidas con un compartimento superior que descansa sobre el transportín.

Las primeras son de quita y pon, de modo que mantienen siempre el punto de gravedad más bajo. Son más robustas, más fiables y ‘bailarán’ menos en tus desplazamientos por la ciudad. Pero todo depende de qué vayas a transportar, obviamente.

El tejido de las alforjas debe ser resistente, ya que deberá aguantar caídas y golpes. Encontrarás en nuestra web un amplísimo abanico de modelos y materiales, forradas, reforzadas y con todo tipo de enganches. Lo más importante es que pienses en el traqueteo de tus caminos más habituales, así como tu manera de pedalear.

También es importante tener en cuenta la impermeabilidad, para que el agua nunca moje tu ordenador portátil, tu teléfono, tablet, papeles o facturas. Es deseable que los compartimentos sean estancos, de modo que el agua no circule de un lugar a otro. ¡Así que analiza bien la estanqueidad de las alforjas!

El enganche, más allá de los nombres tipo QL2 o QMR, lo importante es que el enganche y desenganche sea instantáneo. La alforja debe estar a tu servicio, y no al revés. Los ganchos deben cerrarse y soltarse en un clic, así que fíjate en que los adaptadores y varillas son los apropiados para tu bici urbana.

¿Los bolsillos? En Bicio Urbano tenemos alforjas con muchos y con pocos bolsillos. Lo ideal es que tengan un mínimo de cuatro o cinco. Las más utilizadas por los cicloturistas de todo el mundo solo cuentan con un bolsillo, además de otro interior para meter los documentos más importantes, dinero y cosas así. Recuerda que la comodidad y la simplicidad son siempre los mejores aliados.

Ten presente que el peso de las alforjas recae directamente en la rueda trasera, que la sobrecarga, especialmente en las subidas. Te vas a quedar clavado si llevas más de 20 kilos de peso, por lo que recomendamos distribuir el peso lo mejor que sepas. Por lo demás, sé ordenado y utiliza el sentido común. ¿Qué eres un mar de dudas? Pues ponte en contacto con nuestros expertos: ¡para eso estamos!

Una vez que hemos dejado claro la importancia de la alforja de tu nueva bicicleta, hay otros elementos que también son importantes, como el timbre, el guardabarros, los reflectantes, el casco, la luz delantera, los cestos… y , cómo no, el candado. ¡Invierte en tu propia seguridad, nadie más lo hará por ti!